Las 10 lunas más espectaculares

           

Los planetas de nuestro Sistema Solar tienen lunas realmente increíbles pero sin duda estas son las 10 lunas más espectaculares.

 

 

Miranda

Miranda, también llamada Urano I, fue descubierta en 1948 por Gerard Kuiper con un telescopio de 2 metros en el Observatorio McDonald. Es la luna más cercana de Urano.

Miranda

Miranda está formada de una mezcla aproximadamente igual de hielo y roca.  Miranda tiene una inclinación (4.338 ° con el plano del ecuador de Urano), un evento catastrófico es sin duda el origen de esta inclinación. Examinada por el Voyager 2 en 1986, se aprecia un gran cráter.

 

Fobos

Fobos es la mayor luna de Marte, un mundo rocoso y amorfo cuya superficie contiene toneladas de polvo, tierra y rocas que en el pasado pudieron pertenecer al Planeta rojo.

Fobos

Aunque su formación todavía es un misterio, los científicos sospechan que quizás el satélite pudo originarse, y crecer a base de restos de escombros de Marte eyectados al espacio por el impacto de grandes asteroides u otros cuerpos desde hace millones de años.

 

Oberón

Oberón es una de las Lunas de Urano, que está caracterizada por una antigua superficie helada, repleta de cráteres. La superficie muestra poca evidencia de la actividad interna que no sea algún oscuro material desconocido que aparentemente cubre el suelo de muchos cráteres.

Oberón

Llamada también Urano V, Fue descubierto por William Herschel el 11 de enero de 1787, Oberón recibe su nombre de un personaje, el rey de las Hadas, de la obra de William Shakespeare “El sueño de una noche de verano”. Su órbita está parcialmente fuera de la magnetosfera de Urano.

 

Mimas

Mimas es uno de los muchos satélites de Saturno, el que órbita más cerca del planeta. es una de las lunas en las que se considera es posible que exista agua en forma helada.

Mimas

Tiene un gran cráter central denominado “Herschel” en honor a su descubridor en 1789 William Herschel.

 

Europa

Esta Luna de Júpiter es de las que más posibilidades tendría de ser habitable según los científicos, debido a que su superficie aparenta estar helada.

Europa

Es el menor de los cuatro satélites galileanos. Fue llamado así por Europa, una de las numerosas conquistas amorosas de Zeus en la mitología griega (equivalente a Júpiter en la mitología romana). Simon Marius sugirió el nombre de “Europa” tras su descubrimiento, pero este nombre, así como el nombre de las otras lunas galileanas, no fue de uso común hasta mediados del siglo XX. Se han encontrado pruebas de tectónica de placas en este satélite, por lo que puede ser el segundo cuerpo del Sistema Solar que presenta este tipo de actividad geológica aparte de la Tierra.

           

 

Encélado

Encélado, es un satélite natural de Saturno, se ha convertido en uno de los mejores candidatos para albergar vida extraterrestre después del hallazgo de un océano oculto en su interior.

Encelado

Encélado posee características únicas, Es una de las lunas más interiores de Saturno y en la órbita, el número 14 más alejado del planeta, descubierto en 1789 por William Herschel.

Debajo de la superficie del satélite existe un océano de agua líquida global, como una capa entre el hielo de la superficie y el núcleo rocoso. Probablemente es calentado por muchas fuentes hidrotermales, lo que despierta gran interés al existir las condiciones necesarias para la vida.

 

Ío

Ío es una de cuatro lunas galileas de Júpiter, la más próximo del planeta. Es el cuerpo volcánico más activo en el Sistema Solar, Ío, tiene 3.600 kilómetros de diámetro, casi el tamaño del único gran satélite natural del planeta Tierra, nuestra Luna.

Io

Ío está localizado justo en frente de las arremolinadas nubes jovianas, Ío se lanza alrededor de la órbita cada 42 horas a una distancia de unos 420.000 kilómetros desde el centro de Júpiter. Eso lo coloca a casi 350.000 kilómetros por encima de los techos nubosos de Júpiter, más o menos equivalente a la distancia entre la Tierra y la Luna.

 

Titán

Titán, también llamado Saturno VI, es el mayor de los satélites de Saturno y el segundo del Sistema Solar, es el único satélite conocido que posee una atmósfera importante.

Titán

Fue descubierto en 1655 por el astrónomo holandés Christiaan Huygens. Está compuesto principalmente de hielo y material rocoso. Según los datos disponibles su atmósfera podría estar compuesta principalmente de nitrógeno. El radar de la sonda Cassini detectó islas que, aparentemente, aparecen y desaparecen.

 

Tritón

Tritón es un satélite de Neptuno que se encuentra a 4.500 millones de kilómetros de la Tierra. Fue descubierto por William Lassell el 10 de octubre de 1846.

Tritón

Tritón es el satélite más grande de Neptuno, la única luna de gran tamaño que posee una órbita retrógrada, es decir, una órbita cuya dirección es contraria a la rotación del planeta Triton.

Se compone de una corteza de nitrógeno congelado sobre un manto de hielo el cual se cree cubre un núcleo sólido de roca y metal.

 

Ganímedes

Ganímedes es el satélite natural más grande de Júpiter, así como también el más grande del Sistema Solar, incluso es mayor que el planeta Mercurio aunque sólo tiene la mitad de su masa.

También tiene un campo magnético propio, por lo que se cree que su núcleo puede contener metales. Fue descubierto por Galileo Galilei en 1610. Galileo le dio el nombre de Júpiter III por ser el tercer satélite a partir del planeta que podía observarse con su telescopio.

El nombre de Ganímedes se debe a un hermoso príncipe troyano, hijo del mismo epónimo Tros (o de Laomedonte, según las fuentes); Ganímedes se convirtió en el amante de Zeus y en el copero de los dioses.

Ganímedes

Ganímedes está compuesto de silicatos y hielo, con una corteza de hielo que flota encima de un fangoso manto que puede contener una capa de agua líquida. Las indicaciones preliminares de la nave orbital Galileo sugieren que Ganímedes tiene una estructura diferenciada en tres capas: un pequeño núcleo de hierro fundido o de hierro y azufre en el centro, rodeado por un manto de sílice rocoso con una corteza helada en lo más exterior. Este centro metálico hace pensar en un mayor grado de calentamiento de Ganímedes de lo que se había propuesto previamente. De hecho, Ganímedes puede ser similar a Ío con una capa exterior adicional de hielo.

 

     

¿Estas de acuerdo con esta lista o crees que hemos olvidado alguna luna?